El mundo Real y el Digital no son tan distintos como pensamos.


Si tenemos una empresa, comercio o aspiramos a ello, tener un Sitio Web o desarrollar una aplicación mobile son acciones que comunmente delegaríamos en programadores y diseñadores con muchos años de formación.
Ellos, en el mejor de los casos, serán capaces de resolver todos y cada uno de nuestros “problemas” y pautas y, así, podrán presentarnos un Sitio Web o Aplicación que sea IM-PE-CA-BLE.

Pero… ¿alcanza para que el negocio funcione?
No tenemos que perder de vista que tener un sitio web es como tener un comercio o empresa.
En el Mundo Real las empresas no sólo deben desarrollar un producto o servicio. También deben asegurarse que su local se encuentre en un lugar por donde las personas transitan, para que lo vean; que llame la atención, para que entren; que esté bien organizado, para que encuentren lo que necesitan; que sea simple comprar y pagar, para que se vayan contentos y lo recomienden a un amigo.
El Mundo Digital funciona exactamente igual. Podemos tener un sitio web o aplicación que cumpla con todas y cada una de las características que creemos importantes. Pero, si no tenemos potenciales clientes que lo visiten o utilicen, no sirve absolutamente de nada.
Al igual que en el Mundo Real, es imprescindible que nos vean, que nos visiten, que encuentren lo que necesitan, que compren y que nos recomienden.

Entonces, dos mundos que parecen tan distantes, en realidad funcionan de la misma manera y tienen los mismos objetivos, con la diferencia de que éstos se alcanzan a partir de acciones distintas.
En el Mundo Real, si queremos que encuentren nuestro negocio, lo ubicamos en un lugar por donde pase mucha gente. En el Mundo Digital no hay calles ni barrios, si queremos que nos encuentren tenemos que estar donde la gente pueda vernos (Redes sociales, Buscadores, otros sitios webs, etc),
En el Mundo Real, si queremos que nos compren, tenemos que atender bien a la gente y ofrecerle lo que necesita. En el Mundo Digital es exactamente igual, pero usando otras herramientas. (Sitio Web bien organizado, Carrito de Compras, Campañas de Mailing, Chats en vivo, etc)

Por otro lado, es muy importante entender realmente cómo actúa nuestro publico objetivo porque de ello depende, en gran medida, el éxito o fracaso del negocio.
En el Mundo Real, si queremos medir “lo que hace”, “lo que mira”, “lo que busca”, “lo que no le gusta”, “de dónde viene” o “cómo nos encontró”, debemos hacer una análisis para el que muy pocas veces tenemos tiempo porque, el que tenemos, lo dedicamos a vender.
En el Mundo Digital analizar es mucho más fácil. Tenemos al alcance de la mano herramientas que nos permiten obtener, de forma muy simple, esa y mucha más información valiosa que será de gran utilidad para el éxito de nuestro negocio. (Google Analytics)
El Mundo Digital no está lejos del Real y no funcionan distinto. Sólo si sabemos aprovechar las herramientas que tenemos en cada uno y potenciarlas entre sí, el resultado será aquello que soñamos lograr.